2/365 microrrelatos fantásticos: «Cerrado»

Escribir

Camino por la calle, sobre el asfalto. Las aceras quedaron al otro lado de las vallas. De todas formas, ya nadie conduce. No desde los cercamientos. Tampoco hace falta. Ahora es todo mucho más seguro. Miro hacia los campos a lo lejos. Al otro lado. Casi pareciera que los encerrados no fueran los otros. Casi parece que seamos nosotros. Casi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + dieciocho =