3/365 microrrelatos fantásticos: «Déjà vu»

Escribir

La muerte llamó a la puerta. Al otro lado apareció una anciana. La mujer la reconoció de inmediato. Se hizo a un lado y la invitó a pasar. La muerte recordó el interior de la casa. Había estado allí antes. La anciana se sentó en el sofá. Sobre la mesita había una tetera humeante y dos tazas. «Sabías que iba a venir». La mujer asintió y dio un sorbo a su taza. «Entonces, ¿por qué no has intentado huir de mi?», le preguntó. La anciana señaló con la cabeza el espejo que había en la pared frente a la muerte. Esta se miró en él y descubrió la cara de la vieja en su rostro. Volvió la vista hacia ella, que apuraba su té. «Que se enfría», dijo la mujer. La muerte tomó su taza.

1/365 microrrelatos fantásticos: «Reflejo»

Escribir

Hazlo. Desde tu aliento. Desde las imágenes agolpándose en tus ojos y entrando por tu cerebro. Desde el pulso de tus entrañas. Sangre. Por todas partes. Ropa, paredes, suelo. Has disparado. En lo que dura un latido. Y ya no hay vuelta atrás. Esto lo solucionaría todo. Así dejaría de seguirte. Pero ahora qué. Ves los cristales. El espejo roto frente a ti. Caes de rodillas. Te recuestas contra la fría baldosa. Cierras los ojos. Un último suspiro sale por tu boca.